Es sólo una teoría

La evolución por selección natural es una teoría. Hasta acá vamos bien. Pero tenemos un problema: la palabra teoría no significa lo mismo en la ciencia que en el lenguaje de todos los días y, entonces, surgen los problemas. Curiosamente, esta distinción muchas veces no está clara incluso entre científicos y educadores de la ciencia, con lo cual la confusión sigue creciendo. Tratemos entonces de aclarar un poco las cosas.

Fuera de la ciencia, usamos la palabra teoría casi como sinónimo de idea. “Mi teoría es que el asesino es el mayordomo”. Así, no es más que una opinión, una suposición que no está necesariamente avalada por evidencias concretas. En este sentido, la Real Academia Española define teoría como “conocimiento especulativo considerado con independencia de toda aplicación”.

Pero, en la ciencia, una teoría es totalmente otra cosa. Es una idea que está sostenida por observaciones y por resultados experimentales, con evidencias que provienen de varios campos del conocimiento distintos. Es un conocimiento muy sólido que además permite predecir adecuadamente qué ocurrirá en determinada situación y, en caso de no ocurrir lo que predice, eso lo destruiría. O sea, cuando esta idea ya es tan fuerte que puede ser básicamente considerada un hecho, estamos ante una teoría científica. Es el término que reservamos exclusivamente para lo más poderoso en la ciencia.

Por ejemplo, en el caso de la evolución, una confusión en el significado de la palabra nos lleva a interpretaciones fundamentalmente antagónicas. En el sentido diario de la palabra teoría, podríamos entonces entender que la evolución es “sólo una teoría”, una explicación entre varias posibles. Incluso podría estar equivocada. Pero no es el caso. La evolución es una teoría científica porque se apoya en registros fósiles, en la comprensión de cómo funciona la herencia de los caracteres, en evidencias experimentales, etc. Y todo esto forma un cuerpo de conocimiento coherente y extremadamente resistente, que ha demostrado y sigue demostrando superar muchos obstáculos y críticas. Y lo mismo ocurre con otras teorías como la teoría celular, la teoría atómica, la teoría de la tectónica de placas, la teoría del Big Bang o la teoría de la relatividad (sobre esta última salió justo una muy linda nota de Nora Bär).

Es su libro Just a Theory, Moti Ben Ari define teoría científica de esta manera:

“Una teoría científica es un conjunto coherente y conciso de conceptos, afirmaciones y leyes (frecuentemente expresadas matemáticamente) que puede ser usado de manera precisa y exacta para explicar y predecir fenómenos naturales.

Una teoría debería incluir un mecanismo que explique cómo sus conceptos, afirmaciones y leyes surgen a partir de teorías de nivel menor.”

Como todo en la ciencia, se puede refutar un conocimiento si aparecen nuevas evidencias que lo contradicen. Esto vale también para las teorías. Pero, en la práctica, las teorías son tan fuertes que es muy difícil que aparezca evidencia buena que las destruya completamente. Se van refinando, y a veces hay detalles en las que los científicos por el momento no se ponen de acuerdo, pero sus proposiciones fundamentales se conservan. La teoría de la evolución cambió mucho desde que fue postulada por Darwin, pero sigue siendo claramente la misma.

Entonces, la próxima vez que escuchemos que alguien dice “¡Pero eso es sólo una teoría!”, veamos primero a qué significado de la palabra teoría se está refiriendo.

PS: Dejo acá Beliefs, la tira 154 del comic xkcd, que habla acerca de las creencias y la evolución

Beliefs. Tomado de https://xkcd.com/154

Beliefs. Tomado de https://xkcd.com/154

Anuncios

7 comentarios en “Es sólo una teoría

  1. Pingback: ¡Evolucionemos! | Cómo Sabemos

  2. Pingback: Duelo de titanes: Camillo Golgi vs. Santiago Ramón y Cajal | Cómo Sabemos

  3. Pingback: La tierra se mueve | Cómo Sabemos

  4. Pingback: Predicciones | Cómo Sabemos

  5. Pingback: No, la teoría de la evolución de Darwin no está en jaque | Cómo Sabemos

  6. Pingback: Science. It works, bitches | Cómo Sabemos

  7. Pingback: Estuve investigando y… | Cómo Sabemos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s