Te vamos a extrañar, Oliver

La palabra favorita de la neurología es “déficit”

Estas son las primeras palabras del libro “El hombre que confundió a su mujer con un sombrero” escrito por Oliver Sacks. Este libro fue el primero que leí de él, hace ya 20 años. En ése y en todos sus otros libros, Sacks hizo más grande nuestro mundo: con gran claridad nos contó acerca de tremendos problemas neurológicos y así pudimos aprender cómo funciona el cerebro. Una capacidad que falta, un “déficit”, implica un cerebro roto.

oliver-sacks.png

Dr. Oliver Sacks (9/7/1933 – 30/8/2015). “Y, más que nada, he sido un ser sensible, un animal pensante en este hermoso planeta y eso, por sí solo, ha sido un enorme privilegio y una aventura”

Hasta acá, Sacks parece un divulgador como tantos otros. Una escritura fluída, correcta, interesante y clara. Pero Oliver es para muchos de nosotros algo más, y es esa cosita extra la que lo pone en el selecto grupo de los más grandes divulgadores de la ciencia como Carl Sagan o Stephen Jay Gould. Aun delante de enfermedades y trastornos del cerebro muy interesantes desde el punto de vista médico o biológico, porque justamente nos permiten entender más acerca de cómo funciona ese increíblemente complejo órgano, Oliver nunca olvidó que antes que todo estaba la persona, el paciente que sufría ese problema. La humanidad con la que fue capaz de retratar la vida de estas personas es lo que creo que lo distingue de otros divulgadores que académicamente hablando son tan buenos como él o incluso mejores.

Y es por eso que a Oliver lo queremos especialmente y lo vamos a extrañar. Nos abrió puertas hacia el conocimiento, puertas que nunca se cerrarán. Pero su obra nos inspira un poco más allá de esto: nada puede opacar lo principal, que es el cariño y la empatía por el otro.

Ayer, 30 de agosto de 2015, Oliver falleció en Nueva York, víctima de un cáncer terminal que contó al mundo en febrero de este año en un impactante editorial en el New York Times. Hace poco más de un mes, publicaba otro editorial, “Mi tabla periódica“, en el que se despide y nos muestra una maravillosa relación con su cercana muerte.

Somos muchos los que estamos tristes por su muerte y sentimos que perdimos a un grande, a un amigo. Otros aun no conocen su trabajo. Como pequeña muestra, esta charla TED es muy interesante. En ella nos habla acerca de qué revelan las alucinaciones acerca de nuestras mentes. Para quien quiera más, todos sus libros son hermosos.

Oliver, gracias por todo. Te vamos a extrañar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s