Explorando los océanos

Fuente hidrotermal de la Dorsal Mesoatlántica

Fuente hidrotermal de la Dorsal Mesoatlántica

Robert Ballard es un oceanógrafo y oficial de la marina estadounidense muy particular, un auténtico explorador. Con más de 100 expediciones submarinas en su haber, realizó varios descubrimientos clave de la oceanografía y la biología, encontró barcos hundidos, e impulsó avances tecnológicos tan importantes que prácticamente permitieron empezar con un nuevo campo de investigación: la arqueología submarina.

Este hombre vivió una revolución en cuanto al conocimiento del mundo submarino. Cuando estudiaba en la Universidad, todavía se burlaban de la idea de la deriva continental. ¡Cuánto cambió todo en tan pocos años!

Ballard estuvo en el primer equipo que bajó a explorar la mayor cordillera del mundo, la Dorsal Mesoatlántica. Descubrió, por ejemplo, que existen grietas en el fondo submarino por las que sube agua caliente de manera similar a como ocurre en la tierra en el caso de las aguas termales o los géiseres. Estas grietas en el suelo marino son fuentes hidrotermales y, en parte gracias a que tienen agua cálida y muchos minerales disueltos, logran albergar una interesante diversidad de vida marina, incluyendo bacterias arquea, gusanos de tubo gigantes, moluscos y crustáceos.

El TitanicEn cuanto a los avances tecnológicos, Ballard diseñó y mejoró varios vehículos sumergibles, como por ejemplo el Argo, no tripulado y equipado con una cámara que enviaba imágenes en tiempo real. Además de los descubrimientos científicos y el desarrollo de tecnología, Ballard encontró varios restos de naufragios, el más famoso de los cuales es sin duda el del Titanic, que había naufragado en 1912.

En esta charla TED, Ballard nos cuenta acerca de sus descubrimientos, se pregunta por qué hay tan poca exploración de los océanos y nos invita a mirar más hacia el fondo oceánico.