Alfabetización científica

AronsEn el mundo de la educación en ciencias todos hablamos de lo importante que es la alfabetización científica. ¿Pero cómo reconocerla? ¿Qué es exactamente? ¿Qué se espera que una persona científicamente alfabetizada pueda hacer?

La Agencia Para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) define la alfabetización científica como “la habilidad de participar en asuntos relacionados con la ciencia, y con las ideas de la ciencia, como un ciudadano reflexivo”.

Pregunta: quienes nos dedicamos a la educación en ciencias, ¿estamos educando para lograr esto?

Hay actualmente varias “listas” de qué capacidades específicas debería tener un ciudadano para ser considerado científicamente alfabetizado. A continuación, una de ellas, establecida por el físico Arnold B. Arons en su libro “Teaching Introductory Physics“, publicado en 1997:

MARCAS DE ALFABETIZACIÓN CIENTÍFICA

Una persona científicamente alfabetizada debería poder: Sigue leyendo

Anuncios

Argumentar o contradecir

La ciencia es básicamente hacerse preguntas y tratar de responderlas por medio de evidencias concretas que uno obtiene gracias a observaciones o experimentos, y usando nuestra creatividad e imaginación para tratar de darle sentido a todo eso.

Un conocimiento científico no es sencillamente una postura “ideológica” sino que, al estar sustentado por evidencias, es mucho más robusto que una opinión cualquiera. Esto no significa que ese conocimiento sea definitivo ni mucho menos. Solo que debemos estar atentos a cuáles son las evidencias detrás de las afirmaciones.

Al comunicar estos conocimientos, debemos argumentarlos adecuadamente, para que nuestro interlocutor tenga los elementos para tomar una posición crítica frente a ellos. Y argumentarlos, discutir en serio, no es decir lo contrario a lo que sostiene el otro, sino dar “una serie de afirmaciones conectadas con la intención de establecer una proposición”, como dicen en los Monty Python en este sketch de Flying Circus:

 

 

Medida por medida

Un buen lugar para hacer un experimento

Un buen lugar para hacer un experimento

La ciencia no es solo el conjunto de conocimientos que, como humanidad, fuimos obteniendo a lo largo de nuestra historia, sino también un conjunto de herramientas metodológicas y mentales que nos sirven para tratar de entender mejor el mundo que nos rodea.

Cuando pensamos la ciencia como un proceso, como una serie de herramientas, podemos ver que sirve también para averiguar si algo funciona o no. En este sentido, la ciencia aporta mucho para evaluar en particular si las políticas públicas son o no efectivas, ya que nuestra intuición o nuestro sentido común no suelen ser muy confiables. Ya hemos discutido esto anteriormente, por ejemplo acá y acá.

Una de las mejores maneras de evaluar la efectividad de una política es realizar pruebas controladas aleatorizadas, que en inglés se conocen como randomised controlled trials y se abrevian con la sigla RCT. A continuación reproducimos completo y en español un breve artículo sobre este tema que fue publicado en The Economist. Sigue leyendo

Tiro al blanco: precisión y exactitud

precision exactitudEn la ciencia, las mediciones cumplen un papel fundamental.

Supongamos que necesitamos averiguar cuánto tarda en llegar al piso un objeto que se deja caer desde una altura de 2 metros. ¿Qué hace falta para esto, además del objeto en cuestión? Para empezar, debemos poder medir la altura de dos metros. ¿Cómo hacemos esto? ¿Usamos un centímetro? ¿O tomamos como referencia algún objeto que sepamos que aproximadamente mide 2 m? ¿O lo decidimos “a ojo? En principio, no hay una respuesta correcta, porque todo depende de cuán estrictos queramos ser con la medición de los dos metros de altura, y de nuestras posibilidades de acceso a las distintas opciones. También necesitamos medir el tiempo. ¿Usamos un cronómetro? ¿O “contamos elefantes”? Otra vez, dependerá de nuestros objetivos y situaciones particulares. Ahora supongamos que medimos la altura con un centímetro de dos metros y disponemos de un cronómetro que mide hasta milésimas de segundo. ¿Qué hacemos? ¿Alguien tira el objeto y otro toma el tiempo? ¿Lo hace la misma persona? ¿Basta con hacerlo una vez o mejor hacerlo varias veces? Si creemos que debemos medir varias veces, ¿cuántas veces repetimos la medición?

Como vemos, hay muchas decisiones que tomar. Para medir hay que elegir.

Si hiciéramos lo de más arriba de tirar un objeto y medir cuánto tarda en caer y midiéramos varias veces, ¿obtendríamos el mismo resultado? Lo más probable es que no. Aun si medimos varias veces lo mismo, con la misma metodología y en las mismas condiciones, no obtendremos siempre el mismo resultado. Sigue leyendo

Explorando los océanos

Fuente hidrotermal de la Dorsal Mesoatlántica

Fuente hidrotermal de la Dorsal Mesoatlántica

Robert Ballard es un oceanógrafo y oficial de la marina estadounidense muy particular, un auténtico explorador. Con más de 100 expediciones submarinas en su haber, realizó varios descubrimientos clave de la oceanografía y la biología, encontró barcos hundidos, e impulsó avances tecnológicos tan importantes que prácticamente permitieron empezar con un nuevo campo de investigación: la arqueología submarina.

Este hombre vivió una revolución en cuanto al conocimiento del mundo submarino. Cuando estudiaba en la Universidad, todavía se burlaban de la idea de la deriva continental. ¡Cuánto cambió todo en tan pocos años!

Ballard estuvo en el primer equipo que bajó a explorar la mayor cordillera del mundo, la Dorsal Mesoatlántica. Descubrió, por ejemplo, que existen grietas en el fondo submarino por las que sube agua caliente de manera similar a como ocurre en la tierra en el caso de las aguas termales o los géiseres. Estas grietas en el suelo marino son fuentes hidrotermales y, en parte gracias a que tienen agua cálida y muchos minerales disueltos, logran albergar una interesante diversidad de vida marina, incluyendo bacterias arquea, gusanos de tubo gigantes, moluscos y crustáceos.

El TitanicEn cuanto a los avances tecnológicos, Ballard diseñó y mejoró varios vehículos sumergibles, como por ejemplo el Argo, no tripulado y equipado con una cámara que enviaba imágenes en tiempo real. Además de los descubrimientos científicos y el desarrollo de tecnología, Ballard encontró varios restos de naufragios, el más famoso de los cuales es sin duda el del Titanic, que había naufragado en 1912.

En esta charla TED, Ballard nos cuenta acerca de sus descubrimientos, se pregunta por qué hay tan poca exploración de los océanos y nos invita a mirar más hacia el fondo oceánico.

¿Cómo cambiar la opinión de alguien que se opone a la vacunación?

No sabía que existían hasta que encontré una.

¿Les pasó  que dijeron algo dando por sentado que todo el mundo iba a estar de acuerdo? Me refiero a algo del estilo “es importante tomar agua”. ¿Y que de pronto saltara alguien sosteniendo lo contrario?

0- Sarampion vacunaYo estaba hablando de sistema inmune y de cómo funcionan las vacunas con mis estudiantes de 5to año de secundario y una chica dijo, con tranquilidad y firmeza: “las vacunas son una mentira”.

Sorpresa inicial, porque… ¿quién puede estar en contra de una de las medidas de salud pública más efectivas y seguras de todos los tiempos? ¿En contra de una medida que permitió erradicar la viruela del planeta y que previene millones de muertes cada año? Porque no era una afirmación de que tal vacuna quizás no es tan importante o algo así…. suave. Era una “certeza” que englobaba a todas las vacunas. Cuando le pedí a esta estudiante que desarrollara su idea, aparecieron estos “argumentos” que luego fui encontrando reiteradamente en otras personas que se oponen a la vacunación: las vacunas no sirven, son tóxicas, yo nunca me vacuné y no me enfermé de nada, en realidad generan enfermedades como el autismo etc., son un complot de las farmacéuticas para hacer dinero, es más saludable pasar por la enfermedad porque se fortalece el sistema inmune, y demás sinsentidos que no solo no están avalados por las evidencias científicas abrumadoras y claras de las que disponemos, sino que son directamente refutados por ellas. Sigue leyendo

“Si abres tu mente demasiado, tu cerebro se caerá”

Abjuración de Galileo Galilei

Abjuración de Galileo Galilei

“Yo, Galileo, hijo del difunto Vincenzo Galilei, florentino, de setenta años de edad, acusado ante este tribunal y arrodillado ante ustedes, eminentísimos y reverendísimos señores cardenales inquisidores generales, contra la herética depravación de toda la comunidad cristiana, teniendo ante mis ojos y tocando con mis manos los Santos Evangelios, juro que siempre he creído, creo y, con la ayuda de Dios, creeré en el futuro, en todo lo que sostiene, predica y enseña la Santa Iglesia Católica Apóstolica.”

Con estas palabras, el 22 de Junio de 1633 Galileo Galilei abjuraba de las opiniones que había publicado en su obra acerca del heliocentrismo que contradecía la lectura literal de la Biblia que la Iglesia Católica hacía en el medioevo. Pasaría bajo arresto el resto de su vida.

Hoy, Galileo Galilei es considerado uno de los científicos más importantes de la historia, padre de la astronomía y la física modernas y de la ciencia experimental en general, diseñador de experimentos sutiles y pensador de ideas sorprendentes. Sigue leyendo