La duda

“—Hermano Zenón —dijo el capitán—, os encuentro flaco, extenuado, de mal humor y ataviado con un blusón que ni mi criado querría ponerse. ¿Vale la pena afanarse durante veinte años para llegar a la duda, que crece por sí misma en todas las cabezas inteligentes?

—Sin discusión —contestó Zenón—. Vuestras dudas y vuestra fe son como pompas de jabón en la superficie, pero la verdad que se deposita en nosotros como la sal en la retorta, cuando hacemos una destilación arriesgada, se halla de este lado de la explicación y de la forma, demasiado caliente o demasiado fría para la boca humana, demasiado sutil para la letra escrita y más valiosa que ella.”

Marguerite Yourcenar, Opus Nigrum

 

Anuncios

¿Cómo cambiar la opinión de alguien que se opone a la vacunación?

No sabía que existían hasta que encontré una.

¿Les pasó  que dijeron algo dando por sentado que todo el mundo iba a estar de acuerdo? Me refiero a algo del estilo “es importante tomar agua”. ¿Y que de pronto saltara alguien sosteniendo lo contrario?

0- Sarampion vacunaYo estaba hablando de sistema inmune y de cómo funcionan las vacunas con mis estudiantes de 5to año de secundario y una chica dijo, con tranquilidad y firmeza: “las vacunas son una mentira”.

Sorpresa inicial, porque… ¿quién puede estar en contra de una de las medidas de salud pública más efectivas y seguras de todos los tiempos? ¿En contra de una medida que permitió erradicar la viruela del planeta y que previene millones de muertes cada año? Porque no era una afirmación de que tal vacuna quizás no es tan importante o algo así…. suave. Era una “certeza” que englobaba a todas las vacunas. Cuando le pedí a esta estudiante que desarrollara su idea, aparecieron estos “argumentos” que luego fui encontrando reiteradamente en otras personas que se oponen a la vacunación: las vacunas no sirven, son tóxicas, yo nunca me vacuné y no me enfermé de nada, en realidad generan enfermedades como el autismo etc., son un complot de las farmacéuticas para hacer dinero, es más saludable pasar por la enfermedad porque se fortalece el sistema inmune, y demás sinsentidos que no solo no están avalados por las evidencias científicas abrumadoras y claras de las que disponemos, sino que son directamente refutados por ellas. Sigue leyendo

¿Calentamiento global? ¡Si los científicos no se ponen de acuerdo!

global warmingMe subo al avión, pido ir a la cabina con el piloto y copiloto y no, no me saco selfies con ellos. En vez de eso, empiezo a decirles qué hacer… “No, no aprieten ese botón.” “No, para mí ahora hay que apagar el motor de la izquierda.” “¡No confío en lo que están haciendo, no es seguro!”

¿Sé algo de pilotear aviones? Cero.

Vamos a otra situación. Mi médico me dice que estoy sana pero que tendría que hacer más ejercicio. No me gusta hacer ejercicio, así que busco en revistas y blogs alguna solución alternativa. Quizás si hiciera la dieta de la Luna estaría mejor, y ya. O podría preguntarle a mis amigos qué hicieron. O podría comprar esa pastilla que venden por internet y que me llega como spam a mi mail…

¿Sé algo de medicina? Cero.

¿Qué tienen de diferente ambas situaciones? Sigue leyendo

El hecho de mirar algo lo cambia

Todos sabemos que lavarse las manos es una de las medidas más efectivas en la prevención de enfermedades. Aun así, muchos no nos lavamos las manos todas las veces que deberíamos.

Eso pasa con nosotros, la gente común… pero seguramente el personal de salud que trabaja en hospitales sí se lava siempre las manos, ¿no? Después de todo, ellos son profesionales y tienen una enorme responsabilidad hacia sus pacientes.lavado-de-manos

¿Cómo podemos averiguar si ellos se lavan las manos todas las veces que deberían? Parece fácil. Pongamos un observador al lado de las piletas, con un anotador y una lapicera, a contar la cantidad de veces que enfermeros y médicos deberían lavarse las manos, y la cantidad de veces en las que efectivamente lo hacen. Suena bárbaro, si no fuera porque… ¿qué harías vos con tu lavado de manos si vieras que un observador está registrando en todo momento si efectivamente te estás lavando las manos o no? ¿Te afectaría si alguien te estuviera observando?

Esta última pregunta se investigó en las unidades de trasplante de órganos de un hospital, y los resultados fueron estos (en este caso se midieron cantidad de lavados de manos por dispenser de jabón por hora): Sigue leyendo

Por qué la verdad científica puede herir

El horizonte nos dice que la Tierra es plana pero nuestra percepción a menudo se equivoca. Foto: Alamy

El horizonte nos dice que la Tierra es plana pero nuestra percepción a menudo se equivoca. Foto: Alamy

La ciencia es una serie de herramientas que nos permiten explorar y comprender el mundo, y estas herramientas no nos vienen de fábrica. Lo que sí nos viene de fábrica es equivocarnos al pensar. Ya estuvimos hablando acerca de lo mal que pensamos. No podemos confiar en nuestro sentido común ni en nuestras intuiciones, que nos engañan a diario. Y, como la ciencia es profundamente anti-intuitiva y muy metódica, esa manera de pensar y abordar preguntas propia de la ciencia debe ser enseñada adrede.

Adam Rutherford, un Dr. en Genética que ahora se dedica a escribir sobre ciencia, publicó este bellísimo artículo ayer en el diario inglés The Guardian. En él habla de estos temas, así que a continuación lo reproduzco completo y en español:

Por qué la verdad científica puede herir

Por Adam Rutherford

Las realidades básicas del mundo, desde la rotación de la Tierra alrededor del Sol a la teoría de la evolución de Darwin, son muy pocas veces obvias o esperables.

Las cosas no son como parecen. Gran parte del universo, desde lo inimaginablemente pequeño hasta lo cosmológico, no es como nos resulta aparente, y nuestro punto de vista es lamentablemente limitado. Sigue leyendo

No hay controversia: ¡la homeopatía no funciona!

Hace unos días, una nota en un diario argentino comenzaba así:

homeopatia clarin

¿”Polémica eterna”? Como dijo mi amigo Rodrigo Laje, “no hay polémica si hay evidencia de un lado y opiniones del otro.”

La homeopatía es una terapia alternativa inventada (¿los homeópatas dirían “descubierta”?) por Samuel Hahnemann a fines del siglo XVIII. Está basada en dos ideas principales: Sigue leyendo