Verdad y posverdad

alt-facts

Mucho se está hablando de la posverdad, especialmente en relación con la política. Pero posiblemente no sea más que una palabra, algo pretenciosa, para referirse a un fenómeno que venimos observando en otras áreas. Acá, una reflexión al respecto.

A continuación se transcribe de manera completa el artículo original publicado en Perfil el 19 de febrero de 2017. Los únicos cambios respecto de esa versión son los hipervínculos agregados:

 

Verdad científica y posverdad mediática: conflicto de intereses

Para muchos, el año 2016 estuvo marcado por dos hechos políticos: la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos y el referéndum de Brexit en el Reino Unido. Pero, para algunos de nosotros, el hecho fundamental fue que el diccionario Oxford eligió posverdad como palabra del año. Definida como “las circunstancias en las que los hechos objetivos influencian menos a la opinión pública que las apelaciones a la emoción o a las creencias personales”, la palabra posverdad empezó a aparecer por todos lados, como una explicación mágica y teleológica. “Claro, estamos en la época de la posverdad, y por eso pasó esto”. Pero ese tipo de explicación de la posverdad es apenas una forma más de la posverdad. No explica nada. Más parece una justificación ex post que ni siquiera busca intentar entender el fenómeno a fondo.

Claro que hay una relación entre Trump y Brexit, y la posverdad. Sigue leyendo

Anuncios

Estuve investigando y…

Words, words, words…

sherlock-holmes-147255_960_720Ya hablamos varias veces acá acerca de que a veces las palabras significan distintas cosas según el ambiente en el que uno se está manejando. Por ejemplo, la palabra teoría o la palabra evolución. Llegó el momento de discutir la palabra investigar, que en ciencia significa algo bien distinto que en el lenguaje de todos los días.

Investigar es intentar sistemáticamente descubrir algo. Por ejemplo, investigan los científicos en sus laboratorios, pero también los detectives en las novelas policiales y también quienes queremos entender mejor cualquier tema. Es evidente, entonces, que hay distintas metodologías de investigación y distintos tipos de investigación. Acá nos enfocaremos en distinguir dos de ellos: la investigación científica y la investigación bibliográfica. Mientras que los métodos de la primera se restringen a las ciencias experimentales, los de la segunda sirven para cualquier rama del saber, desde la ciencia misma, a las letras o la cocina.

Cuando hablamos de investigación científica, a partir de la observación de un fenómeno se plantean hipótesis que serán apoyadas o refutadas por medio de experimentos, observaciones o el análisis de datos. El objetivo es la producción de un conocimiento nuevo, o la refutación de algo que se creía verdadero. Este tipo de investigación es realizado generalmente por profesionales como, por ejemplo, los científicos. Sigue leyendo

Creer o reventar

Pastor brasileño lanza a la venta perfume para hombres.

Pastor brasileño lanza a la venta perfume para hombres.

La posición de los planetas en el momento del nacimiento de una persona condiciona su carácter.

La disposición y orden de ocurrencia de dibujos en un mazo de cartas no es azarosa, sino que responde a situaciones que le ocurrirán a una persona en un futuro o que le ocurrieron en un pasado.

Existe una forma de la energía que es dirigible y transferible voluntariamente entre personas, y esa energía tiene capacidad terapéutica.

Una figura de yeso es intermediaria entre las personas y una existencia sobrenatural que concede deseos e intercede favorablemente en situaciones cotidianas de aquellos que ofrendan trapos rojos.

Partículas invisibles se acoplan para conformar todas las cosas materiales que existen.

La actividad del hombre aumentó la abundancia de algo invisible en el aire y provocó su calentamiento, y ese calentamiento del aire genera cambios en la frecuencia y abundancia de lluvias en diferentes lugares del mundo.

La multiplicación de negocios con alta rentabilidad se traduce posteriormente en reducción del desempleo y aumento de bienestar general.

¿Cómo se forma una creencia? La creencia, como muchas otras aseveraciones, es en cierta forma una conclusión y por lo tanto deviene en una primera instancia de una actividad racional, de la identificación de una relación causal, en general mal concebida. Pero en una segunda instancia la conclusión puede volverse creencia si se le niega un proceso de validación o se le otorga de una manera sesgada, sin ánimo real de verificar si la conclusión es correcta.

Sigue leyendo

“Esta aventura es posible gracias a generaciones de buscadores que siguieron rigurosamente un sencillo conjunto de reglas: evaluar ideas por medio de experimentos y observaciones, construir sobre las ideas que pasaron las pruebas, rechazar las ideas que fracasan, seguir la evidencia adonde sea que lleve, y preguntarse todo. Aceptá estos términos, y el cosmos será tuyo.”

Neil deGrasse Tyson en el primer episodio de Cosmos

(Cita original en inglés aquí)

Médicos no eran los de antes

En la época de los elixires y emplastos

Homúnculos en el esperma. Hartsoeker, 1694

Homúnculos en el esperma. Hartsoeker, 1694

Cuando miramos el pasado con nuestros ojos actuales, a veces nos da ternura ver lo poco que se sabía antes, particularmente en áreas que hoy llamaríamos científicas. En algún momento se pensaba que la Tierra era plana, que en la reproducción humana el semen del hombre llevaba pequeños hombrecitos miniatura (homúnculos) y la mujer lo único que aportaba era un ambiente en el que estos podían desarrollarse, o que había cuatro elementos esenciales (agua, tierra, fuego y aire, como en Avatar, la leyenda de Aang). ¡Qué inocencia!, ¿no? Pero no vale mirar para atrás desde nuestros sofás, tomando un té, y sabiendo todo lo que sabemos ahora. Después de todo, a partir de todas esas ideas equivocadas, notando que no lograban explicar muchas cosas, los seres humanos fuimos logrando generar ideas más acordes a lo que ocurre en el mundo real. Fuimos logrando eso gracias a haber descubierto (¿o inventado?) una serie de herramientas para hacerle preguntas al universo y obtener sus respuestas: la ciencia. Algunas de esas herramientas son los experimentos, las observaciones o la generación de modelos teóricos y teorías y, gracias a ellas, podemos conseguir e interpretar las evidencias que nos van ayudando a entender el mundo que nos rodea. Sigue leyendo

Alfabetización científica

AronsEn el mundo de la educación en ciencias todos hablamos de lo importante que es la alfabetización científica. ¿Pero cómo reconocerla? ¿Qué es exactamente? ¿Qué se espera que una persona científicamente alfabetizada pueda hacer?

La Agencia Para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) define la alfabetización científica como “la habilidad de participar en asuntos relacionados con la ciencia, y con las ideas de la ciencia, como un ciudadano reflexivo”.

Pregunta: quienes nos dedicamos a la educación en ciencias, ¿estamos educando para lograr esto?

Hay actualmente varias “listas” de qué capacidades específicas debería tener un ciudadano para ser considerado científicamente alfabetizado. A continuación, una de ellas, establecida por el físico Arnold B. Arons en su libro “Teaching Introductory Physics“, publicado en 1997:

MARCAS DE ALFABETIZACIÓN CIENTÍFICA

Una persona científicamente alfabetizada debería poder: Sigue leyendo