Argumentar o contradecir

La ciencia es básicamente hacerse preguntas y tratar de responderlas por medio de evidencias concretas que uno obtiene gracias a observaciones o experimentos, y usando nuestra creatividad e imaginación para tratar de darle sentido a todo eso.

Un conocimiento científico no es sencillamente una postura “ideológica” sino que, al estar sustentado por evidencias, es mucho más robusto que una opinión cualquiera. Esto no significa que ese conocimiento sea definitivo ni mucho menos. Solo que debemos estar atentos a cuáles son las evidencias detrás de las afirmaciones.

Al comunicar estos conocimientos, debemos argumentarlos adecuadamente, para que nuestro interlocutor tenga los elementos para tomar una posición crítica frente a ellos. Y argumentarlos, discutir en serio, no es decir lo contrario a lo que sostiene el otro, sino dar “una serie de afirmaciones conectadas con la intención de establecer una proposición”, como dicen en los Monty Python en este sketch de Flying Circus:

 

 

Anuncios

Predicciones

DetectionSlide ligo

El más importante anuncio científico de febrero de 2016 fue, sin duda, el de la detección de ondas gravitacionales. El 11 de febrero, el Observatorio de ondas gravitacionales por interferometría láser, conocido como LIGO por sus siglas en inglés (Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory), confirmó la detección de este tipo particular de onda.

¿Por qué este anuncio fue tan relevante? Fue la primera vez que se logró detectar las ondas gravitacionales. Parece trivial pero, si las detectamos, quiere decir que efectivamente existen. Y no lo sabíamos hasta ahora. Sin embargo, la idea de que debían existir ya tiene 100 años: la Teoría de la Relatividad General que Einstein postuló predice que estas ondas se generan, y en principio podrían medirse, cuando en el Universo ocurren fenómenos que involucran a objetos de mucha masa (pero mucha en serio, como choques de galaxias, agujeros negros que se forman, etc.). Sigue leyendo

Medida por medida

Un buen lugar para hacer un experimento

Un buen lugar para hacer un experimento

La ciencia no es solo el conjunto de conocimientos que, como humanidad, fuimos obteniendo a lo largo de nuestra historia, sino también un conjunto de herramientas metodológicas y mentales que nos sirven para tratar de entender mejor el mundo que nos rodea.

Cuando pensamos la ciencia como un proceso, como una serie de herramientas, podemos ver que sirve también para averiguar si algo funciona o no. En este sentido, la ciencia aporta mucho para evaluar en particular si las políticas públicas son o no efectivas, ya que nuestra intuición o nuestro sentido común no suelen ser muy confiables. Ya hemos discutido esto anteriormente, por ejemplo acá y acá.

Una de las mejores maneras de evaluar la efectividad de una política es realizar pruebas controladas aleatorizadas, que en inglés se conocen como randomised controlled trials y se abrevian con la sigla RCT. A continuación reproducimos completo y en español un breve artículo sobre este tema que fue publicado en The Economist. Sigue leyendo

La carga eléctrica del electrón

electricidadHoy sabemos que los átomos están compuestos por muchos tipos de partículas subatómicas. Tanto los protones como los electrones tienen carga eléctrica, mientras que los neutrones fueron nombrados así ya que justamente no tienen carga (son eléctricamente neutros). Aunque los protones tienen una masa mucho mayor que la de los electrones, ambos tipos de partículas tienen la misma “intensidad” de carga eléctrica, pero de diferente tipo: a la carga de los protones la llamamos positiva, y a la de los electrones negativa.

¿Cómo llegamos a saber esto? En particular, ¿cómo se pudo medir la carga eléctrica de un electrón? ¿Cómo sabemos hoy que la carga eléctrica de cualquier objeto en el universo no puede tomar cualquier valor, sino que es múltiplo de un valor de carga mínima?

A principios de los años 1900 nada de esto estaba claro. Los científicos ni siquiera estaban muy seguros de que existieran las partículas subatómicas. Hasta que un físico norteamericano llamado Robert Millikan entró en escena y, con un experimento ingeniosísimo, resolvió toda esta cuestión. Sigue leyendo

¿Cómo sabemos que el virus HIV es la causa del SIDA?

1. simbolohomeEn los años ’80 sucedió algo que raras veces podemos ver: se identificó una enfermedad nueva, el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, más conocido como SIDA. Era una enfermedad muy difícil de entender. No se tenía idea de qué la provocaba, y sus síntomas variaban mucho de paciente a paciente. Pero había algo que todos los afectados tenían en común: un deterioro de su sistema inmunitario que llevaba a que terminaran enfermando, y muriendo, debido a enfermedades que en una persona sana no eran tan peligrosas.

Apenas se detectó que existía una epidemia de esta misteriosa enfermedad, varios laboratorios de investigación se zambulleron de cabeza en la búsqueda de la causa. Uno de esos laboratorios, liderado por Luc Montagnier del Instituto Pasteur de París, ganó la carrera, y nos proveyó de las evidencias necesarias para determinar que un virus, el HIV, es realmente el agente que causa SIDA.

En este artículo navegaremos por esta historia. Veremos cuáles son los mecanismos que tiene la ciencia para encontrar al agente que provoca una determinada enfermedad, y cómo la sociedad se apropia de ese nuevo conocimiento. Sigue leyendo

Vacunación y políticas públicas

Los impresionantes avances en medicina de los últimos siglos nos están permitiendo vivir más y mejor. Dentro de estos, posiblemente el lavado de manos, el descubrimiento de los antibióticos y la invención de las vacunas son los que merecen los primeros premios. La prevención de enfermedades debida a la vacunación representa millones de vidas salvadas al año en todo el mundo.

CH 144Las vacunas pelean todavía por llegar a regiones muy vulnerables o de gran inestabilidad política y social, y es un gran desafío mejorar la cobertura en estas zonas. Pero está pasando algo más: en países con acceso a las vacunas y en algunas personas educadas y de alto nivel socioeconómico está surgiendo un rechazo a la vacunación. A modo de ejemplo, como consecuencia de la disminución en la vacunación contra el sarampión, entre 2014 y 2015 estamos viendo serios brotes de esta enfermedad. Incluso murió por sarampión una mujer en Estados Unidos y un niño en Alemania. Hace poco, falleció un chiquito de 6 años en España por difteria, una enfermedad que, gracias a la vacunación, no se veía en ese país desde 1987. Sus padres habían decidido no vacunarlo, siguiendo los consejos de su médico homeópata.

Este rechazo a las vacunas no está sostenido por pruebas científicas. En este contexto, se vuelve cada vez más importante estar adecuadamente informado y conocer que los beneficios de las vacunas son increíbles frente a los pequeños riesgos que entrañan. A nivel país, los estados toman decisiones acerca de la vacunación de su población. ¿Las vacunas deben ser obligatorias u opcionales? ¿Gratuitas o no?

Los programas de vacunación están presentes en las políticas de salud pública de todos los países. ¿Son efectivos? ¿Por qué hay vacunas obligatorias? ¿Qué consecuencias tiene que haya gente que no puede o no quiere vacunarse? Sigue leyendo

“Si abres tu mente demasiado, tu cerebro se caerá”

Abjuración de Galileo Galilei

Abjuración de Galileo Galilei

“Yo, Galileo, hijo del difunto Vincenzo Galilei, florentino, de setenta años de edad, acusado ante este tribunal y arrodillado ante ustedes, eminentísimos y reverendísimos señores cardenales inquisidores generales, contra la herética depravación de toda la comunidad cristiana, teniendo ante mis ojos y tocando con mis manos los Santos Evangelios, juro que siempre he creído, creo y, con la ayuda de Dios, creeré en el futuro, en todo lo que sostiene, predica y enseña la Santa Iglesia Católica Apóstolica.”

Con estas palabras, el 22 de Junio de 1633 Galileo Galilei abjuraba de las opiniones que había publicado en su obra acerca del heliocentrismo que contradecía la lectura literal de la Biblia que la Iglesia Católica hacía en el medioevo. Pasaría bajo arresto el resto de su vida.

Hoy, Galileo Galilei es considerado uno de los científicos más importantes de la historia, padre de la astronomía y la física modernas y de la ciencia experimental en general, diseñador de experimentos sutiles y pensador de ideas sorprendentes. Sigue leyendo